El vino tinto como aliado para la diabetes, ¡salud!

vino tinto

¿El vino tinto ayuda con la diabetes? Aunque los estudios aún continúan, para algunas personas ha resultado en grandes beneficios.

¡Date un gusto con un buen vino tinto!

¿Eres de los que disfrutan de una buena copa de vino tinto de vez en cuando? Si eres todo un fan de esta bebida, seguramente ya sabes todos los beneficios que su consumo moderado nos ofrece. Hoy hablaremos de los beneficios que una copa le puede traer a las personas que padecen de diabetes. Así que toma tu descorchador, ponte cómodo y veamos cómo el vino puede ser un aliado para ti. ¡Chécalo!

“En pacientes con diabetes tipo 2, el consumo moderado de alcohol, sobre todo el consumo de vino, se asocia con un menor riesgo de eventos cardiovasculares y la mortalidad por cualquier causa también se reduce”, es lo que indica un estudio publicado por la revista Diabetes Care.

Dicho estudio, que siguió a un número de pacientes durante varios años, comparó los cambios positivos y negativos entre varias variantes: todas las noches, antes de dormir, los participantes debían beber una copa de vino blanco, vino tinto, agua o nada, y observar los resultados.

Los resultados indicaron variaciones muy interesantes; si bien los pacientes que bebían una copa de vino blanco vieron bajar sus triglicéridos tras dos años de esta práctica, los que tomaban vino tinto incrementaron sus niveles de colesterol HDL (el que protege el corazón) casi un 10 por ciento, así como mejorar los niveles de apolipoproteína a1, que producen un mejor metabolismo.

Asimismo, el vino tinto demostró una gran capacidad para disminuir los síntomas del síndrome metabólico, que incluyen hipertensión, altos niveles de glucosa y sobrepeso.

¿Y a qué se debe esto? Si bien el alcohol moderado trae beneficios (y el hígado humano está bien adaptarlo para procesarlo), el caso del vino tinto en específico, al menos al compararlo con el vino blanco, indica que hay otras cosas en juego.

copas de vino

Por ejemplo, es bien sabido que el tinto contiene algunos compuestos fenólicos, como el resveratrol y quercetin (y en mayores cantidades que el blanco), que pueden usarse como suplementos para tratar enfermedades cardiovasculares y los niveles de azúcar en la sangre.

Sin embargo, y antes de que nos emocionemos demasiado, como siempre aconsejamos consultar con un médico antes de añadir cualquier cosa al tratamiento y la dieta que deben llevar los pacientes con diabetes.

Como toda bebida alcohólica, el vino tinto y el blanco también tienen calorías que deben tomarse en cuenta al momento de consumirlo, así como sacar de balance el control glicémico del tratamiento. Incluso (aunque no esté comprobado aún), ciertas predisposiciones genéticas pueden ayudar o bloquear cualquier beneficio.

¿Tú qué opinas? ¿Es el vino parte de tu dieta y te ha ayudado? ¡Cuéntanos tu experiencia y dinos qué beneficio te ha dado una copa de vez en cuando!

 

 

Por Sergio A. Martínez │

 

 

Referencias

Healy, M. (13 de octubre del 2015). “Salud: El vino puede ayudar a controlar la diabetes”. Estados Unidos: Hoy Los Ángeles. Recuperado el 30 de julio de 2020 de https://www.hoylosangeles.com/latimesespanol/hoyla-lat-salud-el-vino-puede-ayudar-a-controlar-la-diabetes-20151013-story.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *